Escaleras

ESCALERAS

ALEJO

 

669 27 14 95

Escaleras y bóvedas artesanales que perduran en la historia.

Una escalera es una estructura diseñada para comunicar espacios a diferentes alturas, en viviendas o edificios y que constan de peldaños (formados por la huella -donde se apoya el pie al subir o bajar- la contrahuella y el voladizo -parte que sobresale de la huella) rellano y barandilla.

Una de las partes más importantes a tener en cuenta en una escalera son el arranque y el desembarco (escalones de inicio y fin de escalera) puesto que de la ubicación de los mismos dependerá el desarrollo del resto de la escalera.

 

Escaleras rectas: un solo tramo recto comunica los diferentes niveles o plantas (sin descansos o rellanos).

Escaleras con rellanos: sus tramos se encuentran separados por descansos o rellanos. La cantidad de descansos o rellanos dependerá de la altuta entre las plantas a comunicar.

Escaleras cuadradas: sus tramos son iguales por los cuatro lados y están realizadas a escuadra.

Escalera de ida y vuelta: tiene sus tramos en dos sentidos opuestos, separados por un descanso o rellano y es una de las más comunes en edificios de viviendas.

Escalera en U (también llamada de herradura): consta de dos tramos rectos en sentidos opuestos unidos por un rellano semicircular.

Escalera en L: esta formada por una primera tramada recta seguida por un descanso o rellano que da paso a la segunda tramada que asciende en sentido lateral, creando así el efecto de L.

Escalera de caracol: construída con tramos de forma circular ascendente, es un tipo de escalera con muy buena estética para comunicar espacios interiores a dos alturas o espacios reducidos donde un escaleta de tramada recta no tendría cabida.

Escalera imperial: se compone de un tramo recto seguido de un descanso o rellano al que le siguen dos tramos rectos de vuelta, separados y en dirección contraria al primer tramo recto.

Escalera compensada:este tipo de escalera combina tramadas rectas con tramadas curvas.

Para que el resultado sea estético a la vista, se compensa el paso del tramo recto al curvo de una manera sutil para que finalmete el diseño no se vea afecytado bruscamente.

Escalera catalana: construida con tres capas de rasillas (tipo de ladrillo hueco y delgado) rematadas de yeso. Lo más característico de este tipo de escalera es su forma antifunicular.

CONSEJOS DEL EXPERTO

 

  • La altura de la contrahuella no debe ser inferior a 15 cm ni superior a 20 cm.

 

  • La medida de la huella debe estar en torno a los 28 cm.

 

  • La anchura de la escalera no debe ser inferior a 65 cm.

 

  • Desde cada peldaño al tramo correspondiente de techo, no debe haber una altura inferior a 215 cm para evitar golpes.

 

  • Un tramo de escalera recto no debe tener más de 15 peldaños seguidos.

 

  • Las escaleras de caracol necesitan un diámetro mínimo no inferior a 150 cm.